5 y que así mismo gustaron la buena palabra de Dios, y las virtudes del siglo venidero