29 Y el Espíritu dijo a Felipe: Llégate, y júntate a este carro