6 No hay semejante a ti, oh SEÑOR; grande eres tú, y grande tu Nombre en fortaleza