6 sabed ahora que Dios me ha derribado, y me ha envuelto en su red