8 Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y robadores; mas no los oyeron las ovejas