34 Buena es la sal; mas si la sal fuere desvanecida, ¿con qué se adobará