24 Entonces Pilato juzgó que se hiciera lo que ellos pedían