50 Y he aquí un varón llamado José, el cual era senador, varón bueno y justo