18 Comenzaron luego a saludarle: ¡Salve, Rey de los Judíos