35 Y oyéndole unos de los que estaban allí, decían: He aquí, llama a Elías