8 Y tras él, Gabai y Salai, novecientos veintiocho