27 al solo Dios sabio, sea gloria por Jesús, el Cristo, para siempre. Amén