3 A los santos que están en la tierra, y a los íntegros; toda mi afición en ellos