4 En ti esperaron nuestros padres; esperaron, y tú los salvaste