2 Muchos dicen de mi alma: No hay para él salud en Dios. (Selah.