4 Con mi voz clamé al SEÑOR, y él me respondió desde el monte de su santidad. (Selah.