38 Mas los rebeldes fueron todos destruidos; la postrimería de los impíos fue talada