8 He Déjate de la ira, y depón el enojo; no te enojes en manera alguna para hacerte malo