66 e hirió a sus enemigos en las partes posteriores; les dio perpetua afrenta