15 Esto habla y exhorta, y reprende con toda autoridad. Nadie te desprecie