10 Y no murmuren como lo hicieron algunos de ellos, y luego el ángel de la muerte los destruyó.