4 Hay distintas clases de dones espirituales, pero el mismo Espíritu es la fuente de todos ellos.