23 Dios pagó un alto precio por ustedes, así que no se dejen esclavizar por el mundo.