5 Y ustedes son las piedras vivas con las cuales Dios edifica su templo espiritual. Además, son sacerdotes santos.
Por la mediación de Jesucristo, ustedes ofrecen sacrificios espirituales que agradan a Dios.