21 Júrame, entonces, por el Señor
, que cuando esto suceda, ¡no matarás a mi familia ni destruirás a mis descendientes!