6 Nunca hagan daño ni engañen a un hermano cristiano en este asunto, teniendo relaciones sexuales con su esposa,
porque el Señor toma venganza de todos esos pecados, como ya les hemos advertido solemnemente.