15 ¡Gracias a Dios por este don
que es tan maravilloso que no puede describirse con palabras!