4 Clamé al Señor
, quien es digno de alabanza,
y me salvó de mis enemigos.