2 Tesalonicenses 1:3

3 Ánimo durante la persecución
Amados hermanos, no podemos más que agradecerle a Dios por ustedes, porque su fe está floreciendo, y el amor de unos por otros, creciendo.