5 «Si vinieran ladrones en la noche y te robaran,
(¡qué desastre te espera!)
no se llevarían todo.
Los que cosechan uvas
siempre dejan unas cuantas para los pobres.
¡Pero tus enemigos te aniquilarán por completo!