20 Entonces desaparecieron todas las islas, y las montañas se vinieron abajo y no existieron más.