7 Y oí una voz que venía del altar y
decía:
«Sí, oh Señor Dios, el Todopoderoso,
tus juicios son verdaderos y justos».