2 Durante el primer año de su reinado, yo, Daniel, al estudiar la palabra del Señor
, según fue revelada al profeta Jeremías, aprendí que Jerusalén debía quedar en desolación durante setenta años.