9 Es por eso que la tribu de Leví no posee ninguna parte ni porción de la tierra como las demás tribus israelitas. El propio Señor
es su preciada posesión, tal como el Señor
Dios de Israel les dijo a los levitas).