46 Esos horrores serán una señal de advertencia permanente para ti y tus descendientes.