33 ¿Hay alguna otra nación que haya escuchado la voz de Dios
hablar desde el fuego —tal como la escuchaste tú— y haya sobrevivido?