10 Pero no duda en castigar ni en destruir a quienes lo rechazan.