25 Pues, ¿quién puede comer o disfrutar de algo separado de él?