3 Zorobabel, Jesúa y los otros líderes de Israel respondieron:
—De ninguna manera pueden tomar parte en esta obra. Nosotros solos construiremos el templo para el Señor
, Dios de Israel, tal como nos ordenó Ciro, rey de Persia.