3 «Hijo de hombre, estos líderes han levantado ídolos
en su corazón. Se han entregado a cosas que los harán caer en pecado. ¿Por qué habría de escuchar sus peticiones?