20 y mantengan santos mis días de descanso, porque son una señal para recordarles que yo soy el Señor
su Dios’.