14 pero nunca más devorarás a tu gente ni los dejarás sin hijos, dice el Señor
Soberano.