3 Jura por el Señor
, Dios del cielo y de la tierra, que no dejarás que mi hijo se case con una de esas mujeres cananeas.