1 El hombre y la mujer pecan
La serpiente era el más astuto de todos los animales salvajes que el Señor
Dios había hecho. Cierto día le preguntó a la mujer:
—¿De veras Dios les dijo que no deben comer del fruto de ninguno de los árboles del huerto?