5 Desde el día en que José quedó encargado de la casa y de las propiedades de su amo, el Señor
comenzó a bendecir la casa de Potifar por causa de José. Todos los asuntos de la casa marchaban bien, y las cosechas y los animales prosperaron.