7 Por eso el Espíritu Santo dice:
«Cuando oigan hoy su voz,