3 —Entraste en una casa de gentiles,
¡y hasta comiste con ellos! —le dijeron.