23 porque puedo ver que estás lleno de una profunda envidia y que el pecado te tiene cautivo.