3 En aquel día maravilloso cuando el Señor
le dé descanso a su pueblo de sus angustias y temores, de la esclavitud y de las cadenas,