14 Pero ahora, el Señor
dice: «Dentro de tres años, contando cada día,
se acabará la gloria de Moab. De su gran población, solo unos cuantos de su pueblo quedarán vivos».